0 En ACTUALIDAD/ Educación & Crianza/ INFORMACIÓN & CONSEJOS

¿Qué dice la ciencia sobre la lactancia materna y la caries dental?

¿Son merecidos algunos premios?

La semana pasada la médico estomatólogo Carmen Perez Velasco, fue elegida para recibir el premio “Francisco Martínez Castrillo 2018” concedido por el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Asturias, en reconocimiento a su trayectoria profesional.

Carmen Perez Velasco, atiende a sus pacientes en una consulta privada en Oviedo y afirma dedicarse especialmente al campo de la odontopediatría.

Tras conocerse la noticia de su premio apareció en distintos medios de comunicación locales. El  pasado martes hizo la siguiente declaración en una entrevista concedida al periódico La Nueva España:

“Hay un ‘boom’ de las caries rampantes, las que se desarrollan en niños muy pequeños, incluso en bebés. Es el resultado del abuso de la dichosa teta, y lo digo yo, que soy madre, pero tener a los niños colgados del pecho de la madre más allá de los seis meses perjudica los dientes. Por muy de moda que se haya puesto dar la teta más allá del medio año, no todo son bondades”.

¿Cómo es posible que un médico que se dedica a la odontopediatría haga una afirmación como esta? ¿Qué tiene que ver que ella misma sea madre? ¿Son admisibles estas palabras cuando van en contra de lo recomendado por la OMS y las sociedades científicas que unifican el criterio médico? ¿”abuso de la dichosa teta”? ¿En serio?

Por desgracia a veces nos sobra opinión y nos falta prudencia y responsabilidad.

Lactancia materna y caries, ¿Qué dice la ciencia?

DURACIÓN DE LA LACTANCIA MATERNA

Recomendación de la OMS:

“El examen de los datos científicos ha revelado que, a nivel poblacional, la lactancia materna exclusiva durante 6 meses es la forma de alimentación óptima para los lactantes. Posteriormente deben empezar a recibir alimentos complementarios, pero sin abandonar la lactancia materna hasta los 2 años o más.”

Ingredientes para la aparición de la caries:
  1. DIENTES: No existen caries sin dientes. A pesar de ello es importante empezar a cuidar la boca de nuestros hijos antes incluso de la erupción de los primeros dientes. Os recomiendo leer la entrada “¿Cómo proteger la sonrisa de tu hij@ desde el primer día?”, sobre los cuidados a realizar según la edad del niño.
  2. BACTERIAS: Aunque haya azúcar en la superficie de los dientes, no habrá caries si no hay bacterias. Estas llegan a los dientes de los niños con los besos en la boca, al compartir cubiertos, al morder o chupar alimentos probados primero por otra persona infectada… Las bacterias sobreviven en la boca del niño gracias a los azúcares. Alimentos como las galletas, zumos y muchos de los yogures y preparados infantiles, contienen más de un 14% de azúcares. Su consumo dispara las probabilidades de padecer caries.
  3. FACTORES PERSONALES FAVORECEDORES: Poca saliva, esmalte dental genéticamente más débil, distribución de los dientes irregular…
  4. TIEMPO: La frecuencia con la que nos lavemos los dientes, duración del lavado, o el tiempo que tardemos en cepillarlos desde la comida, influyen en la aparición de la caries dental.

¿POR QUÉ LA CIENCIA NO CONSIDERA LA LACTANCIA MATERNA UN FACTOR DE RIESGO?

  1. El azúcar presente en la leche materna es la LACTOSA. Para metabolizarse o “deshacerse” en monosacáridos, necesita de la acción de una enzima llamada LACTASA. Dicha enzima se fabrica en el intestino delgado, por lo que la descomposición de la lactosa en glucosa y galactosa, no se produce en la boca. Resumiendo, la leche materna no alimenta las bacterias de la boca con la glucosa que necesitan para sobrevivir. El azúcar que favorece la aparición de caries viene de la alimentación complementaria que damos a los niños a partir de los 6 meses (galletas, zumos, “mi primer yogur”, papillas de fruta,…).
  2. Las inmunoglobulinas que contiene la leche materna son protectoras frente a las bacterias. Por ello, en realidad, la leche materna es un protector más que un agresor.
  3. La leche materna deposita calcio y fósforo sobre el esmalte de los niños, fortaleciendo el esmalte.
  4. Debido a la colocación del pezón en la boca para que salga la leche, esta sale en la zona que se encuentra entre el paladar duro y el blando. No se apoya en los dientes como ocurre con los biberones.
  5. Cuando un niño se duerme con el pezón en la boca, la leche no sigue saliendo como en el caso del biberón. Solo sale si el niño la extrae voluntariamente con el movimiento coordinado necesario. Por ello tampoco supone es factor de riesgo en esta situación.

POR SI ALGUIEN AÚN SE QUEDA CON DUDAS

NO EXISTE EVIDENCIA CIENTÍFICA sobre la relación entre lactancia materna y caries y, sin embargo, la lactancia materna tiene demostrados beneficios sobre la salud, incluida la salud bucodental. Todos los profesionales sanitarios,  incluidos los odontólogos, tienen la responsabilidad de PROTEGER Y PROMOVER LA LACTANCIA MATERNA APOYANDO LAS RECOMENDACIONES DE LA OMS y de ofrecer mensajes correctos y actualizados basados en la evidencia científica. Afirmar que la lactancia materna prolongada produce caries, sin una base científica concluyente, desprestigia los beneficios de la lactancia, culpabiliza a las madres que eligen seguir amamantando más allá de los dos años y disuade a otras de continuar haciéndolo, mal asesoradas por los propios profesionales o presionadas por una razón que carece de justificación, dejando así de disfrutar de todos los beneficios que tiene la lactancia prolongada.”

Fuentes:

A veces la opinión, tiene más fuerza que la verdad

Todos los profesionales sanitarios debemos ser muy responsables con las afirmaciones públicas que hacemos. La gente nos otorga su confianza e intentan seguir nuestras recomendaciones de salud, seguros de que es lo mejor para ellos.

Es una traición a nuestros pacientes, hablar y dar consejos fundamentados en nuestras opiniones y no en la evidencia científica actual.

Se alerta constantemente sobre el peligro de buscar información médica en internet. Pero,  ¿Cómo protegerse de profesionales que aconsejan sin mantener al día su formación?

No es admisible, que un médico dé recomendaciones a la población, en contra de la información demostrada y defendida por la ciencia.


PARTICIPAR es la manera de que un blog sobreviva y crezca.
Deja tus opiniones y comentarios. Contestaré lo antes posible.
Y No olvides compartir en tus redes sociales para que esta información ayude a otros padres.


 

Otras entradas interesantes...

Sin comentarios

TU OPINIÓN ENRIQUECE ESTE BLOG...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies