0
6 En Educación & Crianza/ INFORMACIÓN & CONSEJOS

Los 10 bulos más extendidos sobre la fiebre en niños y bebés

La fiebre, a pesar de ser un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo, es un síntoma alarmante para la mayoría de padres. Un niño enfermo con fiebre, pone a prueba nuestros nervios. Es fácil caer en el miedo a infecciones graves, convulsiones y mil complicaciones más.

Se supone que todos sabemos los consejos básicos, sobre cómo actuar ante un niño con fiebre. Pero la realidad, es que no es así. En el hospital y las consultas de pediatría, es fácil ver una y otra vez, a padres preocupados que repiten los mismos fallos.

Si quieres salir de dudas sobre qué debes hacer en estos casos, sigue leyendo.

Los 10 Bulos más extendidos sobre la fiebre en niños y bebés

Basado en las recomendaciones de la Sociedad Española de Pediatría, American Academy of Pediatrics y Guía del National Institute for Health and Care Excellence (NICE).

“Fiebre = Enfermedad” FALSO

La fiebre NO es una enfermedad. De hecho, su finalidad es la de facilitar el trabajo a nuestro sistema inmune. Una temperatura corporal elevada, dificulta la propagación de las infecciones. Por ello, no debemos de luchar contra la fiebre, sino contra las enfermedades que la causan.

La fiebre, es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo. El enemigo es otro.

“En bebés o niños pequeños, es mejor medir la temperatura por vía rectal” FALSO

No se recomienda la medición de la temperatura en la boca ni en el recto en niños de entre 0 y 5 años. Es fácil lesionar la mucosa rectal del niño.

¿Dónde debemos medirla?

  • En niños menores de 4 semanas se recomienda usar un termómetro digital en la axila.
  • Entre 4 semanas y 5 años pueden usarse:
    • Termómetro electrónico en la axila.
    • Termómetro químico de puntos en la axila (os hablaré en otra entrada sobre este tipo de termómetros).
    • Termómerto infrarojos en tímpano.

“La fiebre puede causar daños en la vista, oído, en el cerebro…” FALSO

La fiebre no es la causa de este tipo de problemas. Pueden producirse por enfermedades infecciosas o por una mala oxigenación. Pero la causa de esos daños es una enfermedad o un accidente, no la fiebre.

“Si le sube mucho la fiebre, convulsionará” FALSO

No todos los niños convulsionan y no siempre se producen por una temperatura muy elevada sino por un cambio brusco de la misma (subidas o bajadas rápidas de temperatura).

Incluso si tu hijo convulsionó en alguna ocasión, es muy probable que no vuelva a repetirlo nunca. Aproximadamente el 50% de los niños que sufren una convulsión febril, no repiten.

Las infecciones del sistema nervioso central como la meningitis o la encefalitis, pueden producir convulsiones. En estos casos no serían convulsiones febriles simples, por lo que no dependen de la temperatura del niño.

“Si empieza con décimas o febrícula, mejor darle algo para que no empeore” FALSO

La fiebre debe tratarse si va acompañada de molestias, malestar o dolor. No es conveniente dar tratamiento si solo ha subido unas décimas y no está acompañada de otros síntomas.

“Si vas a ponerle alguna vacuna dale apiretal o dalsy para prevenir la fiebre” FALSO

No se recomienda ningún tratamiento preventivo antes de las vacunas. Incluso algunos estudios han relacionado la toma de paracetamol antes de las vacunas con la disminución de su eficacia. La evidencia científica al respecto, no es clara.

En cualquier caso, solo se recomienda dar tratamiento a los niños, en caso de notar malestar o dolor después de la administración de la vacuna. Si no se aprecian molestias ni cambios de actitud en el niño, no es necesario.

“Lo mejor para bajar la fiebre, un baño o ducha fresquita/fría” FALSO

Ni duchas frías, ni friegas de alcohol, ni desnudarlo, ni demás “perrerías tradicionales”. Este tipo de métodos para bajar la fiebre han sido tan populares en el pasado que aún es fácil encontrar padres que los practican por sabiduría heredada.

Consejo: Dejar las tradiciones familiares para otros menesteres.

Existe unanimidad entre los pediatras de las sociedades científicas al NO recomendar este tipo de medidas para tratar la fiebre.

“La fiebre se cura sudando en la cama” FALSO

Otra frase extrañamente popular. Intentar bajar la temperatura alta con frío, puede tener su explicación lógica. Aunque como os comentaba en el punto anterior, no es recomendable. Pero, ¿qué sentido tiene proporcionar más calor a un cuerpo cuya temperatura ya es alta sin ayuda externa?

Otra idea anticuada que hay que desterrar.

“Si tiene fiebre y no sabemos la causa, seguro que son los dientes o un estirón” FALSO

Otro dicho muy popular que tiene muchos fieles seguidores. En niños pequeños, la causa más frecuente de fiebre son los procesos infecciosos. Este tipo de enfermedades a veces cursan de manera bastante “light” y solo apreciamos en los niños algo de cansancio y la fiebre. En estos casos muchos padres creen que la causa de la misma, es la salida de algún diente o un “estirón”. El crecimiento es rápido, constante y a veces brusco a estas edades. Por ello, puede coincidir con facilidad un cambio de talla con los días de fiebre. La aparición de los dientes también es gradual y se prolonga durante bastante tiempo, por lo que es fácil encontrar coincidencias con nuevos dientes si las buscamos.

La evidencia científica de estudios como este publicado en la prestigiosa revista americana Pediatrics, nos dice que la salida de un diente no provoca ni fiebre, ni diarrea ni culete rojo, como popularmente se dice.

“Si le sube mucho la fiebre o si le tarda en bajar después del medicamento, es porque es una infección grave” FALSO

La temperatura que alcance el niño y/o el tiempo de respuesta a los tratamientos NO son datos fiables para medir la gravedad de una infección. La respuesta febril del niño depende únicamente de cómo reacciona su cuerpo a la enfermedad y al tratamiento.

Hay enfermedades cotidianas sin gravedad, que provocan picos elevados de fiebre. Y en ocasiones vemos niños con enfermedades graves, con muy poca variación de temperatura.

Conclusión

Podría seguir destripando más bulos de este tipo durante días porque la fiebre es una fuente de inspiración creativa inagotable, pero creo que los principales están claros.

No debemos olvidar respecto a la fiebre, que lo más importante es:

  1. Identificar signos de empeoramiento de los síntomas.
  2. Conocer los motivos de visita urgente a un pediatra.
  3. No tratar la fiebre si no existen otros síntomas.
  4. No se recomienda alternar paracetamol e ibuprofeno, salvo indicación del pediatra por picos de fiebre antes de la siguiente dosis.
  5. Un niño con fiebre debe de estar bien hidratado.
  6. No es necesario dejar de darle medicación para que el pediatra “lo vea con la fiebre”.

Fuentes

 


PARTICIPAR es la manera de que un blog sobreviva y crezca.
Deja tus opiniones y comentarios. Contestaré lo antes posible.
Y No olvides compartir en tus redes sociales para que esta información ayude a otros padres.


Los 10 bulos más extendidos sobre la fiebre en niños y bebés
5 (100%) 8 votes

Otras entradas interesantes...

6 Comentarios

  • Respuesta
    Mis chic@s y yo
    03/10/2018 at 15:50

    Me ha encantado el post por lo completo. Algunos de los bulos ya los conocía y otros me los has descubierto. Lo de alternar Paracetamol e ibuprofeno lo he hecho varias veces pero siempre bajo prescripción pediátrica porque alguno de mis hijos tenía tendencia a picos de fiebre muy altos. Nunca se me ha pasado por la cabeza darles algo antes de la vacuna. Alguna vez me han recomendado Apiretal en la consulta pero pasadas unas horas.Lo de sudar en la cama o bañarlos en agua fría siempre me ha parecido una barbaridad. Lo cierto es que cuando la fiebre sube mucho las madres lo pasamos mal…

  • Respuesta
    Mar
    07/10/2018 at 10:34

    Me ha sorprendido lo que mencionas en el post sobre darles algo antes de la vacuna, nunca lo había escuchado. Las veces que he vacunado a mis hijos el pediatra me recomendó que si les sube la fiebre después de la vacuna ahí es cuando debo administrarles medicamento para bajarla. Siempre se agradecen estos post porque muchos padres podemos llegar a cometer fallos que son perjudiciales para la salud de nuestros hijos.

  • Respuesta
    Refugio de crianza
    07/10/2018 at 15:18

    Hay tantos falsos mitos con esto de la fiebre… y lo peor es que mucha gente no conoce los datos ciertos y siguen aconsejando los inciertos como por ejemplo el de alternar medicamentos para bajarla, que es otro falso mito que nos aconsejan desde el minuto 0.

  • Respuesta
    la sonrisa despeinada
    08/10/2018 at 14:57

    Cuantas de estas cosas hay tan extendidas que ni siquiera nos las cuestionamos a veces. El a mi me funciona o siempre se ha hecho así…es necesario informarse bien. Muy útil el post.

  • Respuesta
    Madre DegeneroPunkRock
    11/10/2018 at 21:59

    Antes de tener a mis hijos hubiera dicho a todo SI. Después aprendí que la fiebre es el mejor aliado que tienen y que si aparece el malestar corporal es lo peor. Así que no me obsesiona en absoluto (tampoco he tenido ningún caso de convulsiones que creo que haría que lo viera de otra manera).
    Nuestro pediatra puso un cartel en la puerta con estas pautas y al principio me encontraba hablando a los papas/mamas sobre los falsos mitos.
    Así que nunca está demás recordarlo que además ahora es cuando vienen a visitarnos virus y bacterias….

  • Respuesta
    Joha Ruiz (Mimitos de Mamá)
    15/10/2018 at 09:17

    Cristina qué valiosa la información que nos das, la verdad que cuando te conviertes en madre tienes tantos miedos… y encima con tantos bulos que hay, es flipante lo que podemos creernos. Muy bueno tu post!

  • TU OPINIÓN ENRIQUECE ESTE BLOG...

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies