0 En ACTUALIDAD/ Embarazo & Parto/ INFORMACIÓN & CONSEJOS/ Posparto

La mamá recuperada a las 24h del parto y otras mentiras peligrosas

Hoy me gustaría escribir sobre un tema que me preocupa mucho y cada vez más común.

Hace ya mucho tiempo, que se ha puesto de moda la presentación pública ante los medios y en tiempo record, de madres y bebés después de un parto/cesárea. Parece que nunca es suficientemente pronto, para mostrar a mamás 100% recuperadas con sus recién nacidos en brazos. Y si encima lo hacen con taconazos y maravillosamente perfectas, ¡mucho mejor!

Tenemos el reciente e impresionante ejemplo de Kate Middleton, saliendo del hospital 7 horas después de dar a luz y con su tercer hijo en brazos.

El problema viene cuando la sociedad cree que esta recuperación exprés de algunas mamás famosas, es completa y real, y se exige al resto de madres el mismo ritmo.

Como madre y especialmente como matrona, os aseguro que esto no solo es falso, sino que también es peligroso.

Algunas madres podrán sentirse con mucha energía y  recuperadas. Pero, toda mujer que lleve a término un embarazo, tiene dentro de sí una herida oculta que no sale en las fotos que se publican en medios de comunicación o redes sociales, y que le llevará semanas curar. Os habréis preguntado al empezar a leer esta entrada el significado de la foto que la encabeza, y que relación tiene con lo que os cuento. Es una manera visual de que TOD@S entendamos, por qué una madre no se recupera en 7 horas de un parto, y por qué merece, necesita y debe recibir, cuidados y reposo relativo durante mucho más tiempo del que les damos.

El plato de la foto, muestra el tamaño habitual de una placenta al final del embarazo (la idea de Lavour of love de hacernos ver de esta manera el espacio que ocupa la placenta, es sencillamente genial). Este órgano específicamente fabricado por nuestro cuerpo, es fundamental para el desarrollo y la supervivencia de nuestro bebé mientras se encuentra dentro del útero. Su peso al acercarnos a la fecha probable de parto, suele ser de entre 500 y 600 gramos, aunque está relacionado con el tamaño del bebé y las semanas de gestación entre otros factores. Su diámetro suele ser de entre 15 y 25 cm.

¿Qué pasa cuando parimos tanto por cesárea como por vía vaginal? Como sabéis la placenta se desprende del útero donde estaba “enraizada” por montones de vasos sanguíneos que juntos, llevaban la sangre al bebé, a través del cordón umbilical. Cuando la placenta se desprende, deja esa herida oculta del tamaño del plato que veis en la foto. Como una postilla que se levanta. Dicha herida nos hace vulnerables a hemorragias e infecciones principalmente. Todos pensamos en la episiotomía o la cicatriz de la cesárea cuando hablamos de la recuperación posparto. Pero el verdadero riesgo está en nuestro interior.

Imágenes como esta, nos hacen pensar enseguida, que la mujer está embarazada y nos despiertan ternura. Pero ¿y si la foto es de una mujer que ya ha parido? La cosa cambia. Parece que la barriga debe desaparecer inmediatamente como vemos en la tele o en las revistas, pero esto es una gran mentira. Se quedará con nosotros bastante tiempo. ¡Claro que es bueno hacer determinados ejercicios para que nuestro cuerpo vuelva a la normalidad con el tiempo! Pero más por salud, que por estética. De esto ya os hablaba en esta otra entrada: https://www.padresmillennials.com/informacion-consejos/10-pasos-para-tener-un-abdomen-plano-despues-del-parto/. Hay que ejercitar y no esconder con fajas nuestro abdomen, y desde luego, no avergonzarnos jamás de nuestra barriga.

Quiero pediros a todos después de proporcionar esta información, un regalo para las mamás: CARIÑO+RESPETO+CUIDADO. NO es necesario salir del hospital en tacones maravillosamente vestidas y maquilladas, sino sanas y felices. NO centremos la atención de nuestros cuidados en el bebé olvidándonos de ellas. NO las comparemos ni juzguemos. NO existen las buenas y malas madres.

Respecto a las mamás famosas, pensad que a veces son un ejemplo al que muchas mujeres desean parecerse, lo cual es un orgullo pero también una enorme responsabilidad, que no han pedido y se les impone. Todos somos libres de publicar las imágenes propias que decidamos y ellas tienen ese mismo derecho. Debemos formar nuestro propio criterio y aprender a valorar a aquellas personas que usan su poder de influencia, para mostrar realidad frente a una imagen pública de perfección poco natural e innecesaria.

¿Qué opinas de este tema? ¿Te has sentido olvidada después de dar a luz?


PARTICIPAR es la manera de que un blog sobreviva y crezca.
Deja tus opiniones y comentarios. Contestaré lo antes posible.
Y No olvides compartir en tus redes sociales para que esta información ayude a otros padres.


 

Otras entradas interesantes...

Sin comentarios

TU OPINIÓN ENRIQUECE ESTE BLOG...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies