0 En ACTUALIDAD/ Embarazo & Parto/ INFORMACIÓN & CONSEJOS

¿Qué es la Listeria y cómo se propaga? Todo lo que necesitas saber

El brote de listeriosis detectado en Andalucía ha dado protagonismo a una bacteria de la que poco se habla habitualmente. Saber que hay tanta gente afectada y que puede causar la muerte o graves problemas físicos, ha puesto en alerta a todo el mundo, y con razón.

¿Qué es la listeriosis?

Es la enfermedad infecciosa causada por la bacteria Listeria Moncytogenes.

Esta bacteria, puede encontrarse en el suelo, en el agua, y en animales salvajes y domésticos. Es especialmente resistente a condiciones extremas, que pueden acabar con otras bacterias. Es móvil a temperaturas entre 25 °C y 35 °C. Puede sobrevivir a la congelación a −18 °C durante meses, en distintos alimentos. También es resistente a tratamientos de calor, cerca del límite de la pasteurización. Incluso puede sobrevivir en condiciones de alta salinidad y acidez.

Es una infección potencialmente grave, ya que puede infectar muchos órganos diferentes causando daños en distintas zonas del cuerpo. Se puede presentar de forma leve, causando: lesiones cutáneas, conjuntivitis o abscesos.

En caso de infección grave, en función del sistema o órganos infectados, puede originar:

  • Gastroenteriris
  • Meningitis
  • Endocarditis
  • Osteomielitis (Infección en los huesos)
  • Neumonía
  • Septicemia (Infección de la sangre)

Aunque dentro de las infecciones causadas por microorganismos en los alimentos, su incidencia es bastante baja, su potencial gravedad y su tasa de mortalidad es mayor.

¿Cómo se contagia?

La listeria puede contagiarse por distintas vías:

  • Ingestión de la bacteria (transmisión a través de los alimentos).  La más frecuente.
  • Transmisión de la madre al feto en el útero a través de la placenta o de forma directa en el momento del parto.
  • Contacto directo con la bacteria. Puede causar lesiones en las manos o los brazos.
  • Transmisión de persona a persona puede ocurrir a través del contacto sexual.
  • Inhalación.

En la mayoría de los casos, la infección se produce a través de alimentos listos para consumir de origen animal o vegetal. La lista alimentos que pueden portar listeria es larga: leche cruda, quesos hechos con leche no pasteurizada, patés, embutidos cocidos y crudos curados, carne envasada precocinada, pescado ahumado y cocido, ensaladas preparadas, …

¿Quién no ha tomado alguno de estos alimentos? En mi caso confieso que podría infectarme en cualquier momento con las lechugas envasadas, el salmón ahumado o los múltiples tipos de queso que consumo.

La tasa de listeriosis humana en la Unión Europea es cercana a 0,4 casos por 100.000 habitantes. En España tenemos una tasa de algo más del doble de este valor, aproximadamente 1,1 casos por 100.000 habitantes.

Si puede estar en tantos alimentos, ¿Por qué no hay más casos?

Principalmente por dos motivos:

  1. La industria alimentaria toma precauciones para acabar con la listeria antes de que llegue a nosotros. Para garantizar la seguridad de los alimentos, hace falta una materia prima de muy buena calidad microbiológica y un proceso de elaboración escrupuloso higiénicamente, ya que ni el envasado en “atmósfera protectora o modificada”, ni el frío detienen su proliferación. Las empresas deben cumplir los criterios de seguridad alimentaria relativos a la Listeria monocytogenes en los productos listos para consumir, siguiendo el Reglamento (CE) n.º 2073/2005 de la Comisión, de 15 de noviembre de 2015.
  2. Nuestras defensas ejercen su función. Como os explico a continuación, la mayoría de personas, no llegan a sufrir enfermedades graves por la listeria aunque entren en contacto con ella.

¿Cualquiera puede infectarse?

La Listeria Moncytogenes es una bacteria oportunista. Habitualmente contagia a la población de riesgo. Tienen mayor probabilidad de infección:

  • Embarazadas
  • Fetos en desarrollo o recién nacidos
  • Personas con edad superior a 65 años
  • Personas inmunodeprimidas (defensas bajas) o con enfermedades importantes subyacentes.

¿Si no formo parte de ninguno de estos grupos, no me puedo infectar? Sí que es posible, pero lo más probable es que no desarrolles ninguna enfermedad grave.

¿Qué síntomas produce la listeriosis?

El inicio de los síntomas puede tardar en producirse días o semanas. Tiene un período de incubación muy variable. En grandes brotes estudiados, ha variado entre 3 y 70 días. Para la mayoría, los síntomas suelen aparecer en aproximadamente un mes de plazo.

Al poder afectar a distintas partes del cuerpo, los síntomas también pueden ser diferentes de una persona a otra.

En la mayoría de casos recuerdan a los de un cuadro gripal: fiebre, dolores musculares o de cabeza, síntomas gastrointestinales. Sin embargo, si la infección afecta al sistema nervioso central por ejemplo, los síntomas aparecen más bruscamente apareciendo a mayores de los anteriores, síntomas de irritación meníngea como la rigidez de nuca. En caso de neumonía, aparecerán también síntomas respiratorios. En caso de endocarditis, se sumarían los síntomas cardíacos. Y así, con cada área de afectación.

¿Y si estoy embarazada?

El embarazo, aunque sea de bajo riesgo, es un estado natural de inmunosupresión. Esto implica que es más fácil contraer infecciones de cualquier tipo. Según los expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CCPEEU), las mujeres embarazadas tienen 20 veces más probabilidad de infectarse que las mujeres adultas sanas no embarazadas.

Los síntomas que produce en la embarazada, son similares a los otras muchas enfermedades y puede confundirse con un cuadro gripal. Pero en caso de infección durante el embarazo, aumenta el riesgo de:

  • Aborto espontáneo
  • Parto prematuro
  • Infección al recién nacido
  • Muerte del recién nacido22 % de los casos de listeriosis perinatal resultan en muerte fetal o neonatal)

Como otro tipo de infecciones que pueden afectarnos durante el embarazo, podemos intentar protegernos tomando una serie de precauciones.

¿Cómo prevenir la listeriosis?

Los expertos en control y propagación de enfermedades, estiman que un tercio de los casos de listeriosis se debe a la proliferación de esta bacteria en alimentos preparados y almacenados en las neveras de nuestras casas. Por este motivo es tan importante vigilar estrechamente la higiene en la manipulación, y respetar las temperaturas y los tiempos de almacenaje recomendados.

  • Laváte con frecuencia las manos. Especialmente antes de comer o cocinar.
  • Limpieza meticulosa de los utensilios que se usan para cocinar alimentos crudos.
  • Lava cuidadosamente frutas, verduras y hortalizas antes de comerlas.
  • Bebe solo leche pasteurizada, y guárdarla en la nevera a una temperatura menor de 4 °C .
  • Evita consumir alimentos elaborados de leche no pasteurizada. Se estima que es entre 50 y 160 veces más probable infectarse de listeriosis con quesos blandos hechos con leche no pasteurizada, que si están hechos con leche pasteurizada.
  • Evita consumir alimentos crudos o poco hechos.

Precauciones adicionales para los grupos de riesgo

  • Evita los quesos blandos: untar, feta, Camembert, Brie, el Camembert, queso azul…
  • Evita las salchichas, la carne en lata y los fiambres. En caso de estar en contacto con estos alimentos, lávate las manos después.
  • Evita pescados o mariscos ahumados y refrigerados. No hay problema si son en lata.
  • No comas ningún tipo de germinado crudo o poco cocido (incluidos los germinados de alfalfa, trébol, rábano y frijol chino). Para poder consumirlos habría que cocinarlos completamente. Las bacterias no se eliminan solo con lavar los germinados.

Para informarse con más detalle sobre las precauciones, recomiendo leer la información publicada en este enlace por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Otras preguntas habituales

¿Cómo se diagnostica la listeriosis?

Para conseguir un diagnóstico definitivo de listeriosis se necesita identificar al microorganismo causante en una muestra de la persona sospechosa de padecer la enfermedad. La muestra a recoger variará en función del cuadro. Placenta en caso de aborto, líquido cefalo-raquídeo si hay síntomas de meningitis…

La analítica general de sangre suele mostrar niveles altos de leucocitos, pero no es un dato confirmatorio de que se trata en concreto de esta bacteria.

¿Tiene tratamiento la infección por listeria?

Existen varios antibióticos eficaces contra esta bacteria. La ampicilina es uno de los más utilizados (sola o en combinación con otros antibióticos).

¿Si me infecto por listeria me hago inmune?

No se ha demostrado que padecer la infección proporcione inmunidad para el futuro.

Conclusión

Es inutil recomendar no alarmarse, después del brote de listeria de estas semanas. Pero debemos de encontrar un punto de equilibrio entre la obsesión por lo que comemos y el “todo vale”.

Lo que nos ha enseñado esta situación, es que no se debe trivializar con el cuidado de la preparación y conservación de los alimentos. En este caso se trata de una contaminación industrial, que poco espacio nos deja a prevenir a los usuarios. Pero son muchos los que prestan muy poca atención a caducidades o recomendaciones de conservación. El peligro en ocasiones, va más allá de un par de días de gastroenteritis.

¿Qué opinas sobre esto? ¿Alguna vez has enfermado por una intoxicación o infección alimentaria?

Espero que esta entrada haya ayudado a conocer un poco mejor esta enfermedad.

Fuentes

Proposed technical specifications for a survey on Listeria monocytogenes in selected categories of ready-to-eat food at retail in the EU [1]

Listeria monocytogenes contamination of ready-to-eat foods and the risk for human health in the EU

Listeria monocytogenes. En: Roberts TA, Baird-Parker AC, Tompkin RB, editores; International Commission on Microbiological Specifications of Food Pathogens. Microbiological specifications of food pathogens.

https://www.cdc.gov/spanish/listeria/prevention.html

https://www.health.ny.gov/es/diseases/communicable/listeriosis/fact_sheet.htm

http://acsa.gencat.cat/es/actualitat/butlletins/acsa-brief/listeria-monocytogenes/

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001380.htm

https://americanpregnancy.org/es/pregnancy-complications/listeria/


PARTICIPAR es la manera de que un blog sobreviva y crezca.
Deja tus opiniones y comentarios. Contestaré lo antes posible.
Y No olvides compartir en tus redes sociales para que esta información ayude a otros padres.


 

Otras entradas interesantes...

Sin comentarios

TU OPINIÓN ENRIQUECE ESTE BLOG...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies