0
0 En Embarazo & Parto/ INFORMACIÓN & CONSEJOS

¿PROPESS, OXITOCINA, MISOPROSTOL? Todo lo que necesitas saber sobre la Inducción de Parto

Si estás embarazada y empiezas a temer que tu cuerpo no se ponga de parto espontáneamente, te interesa leer esta entrada. También si tienes diabetes, oligoamnios, hipertensión, o algún otro problema durante el embarazo.

Posiblemente te suenen nombres como Propess, Oxitocina o Misoprostol, pero no tengas muy claro las diferencias entre las diferentes medicaciones que nos ayudan a ponernos de parto.

 ¿Qué es una Inducción de Parto?

Es el conjunto de procedimientos médicos o mecánicos que buscan iniciar el trabajo de parto antes de que empiece espontáneamente.

 ¿Por qué puedo necesitar una Inducción de Parto?

En ocasiones, durante el embarazo, los riesgos para la madre o para el bebé aumentan por alguna causa, y puede ser necesario terminar la gestación antes de lo esperado.

Para ello, solo hay dos alternativas posibles: la cesárea electiva o la inducción del parto.

Se elige una u otra opción en función de: la urgencia con la que se necesita finalizar el embarazo, el grado de bienestar de madre y bebé, y las condiciones del cuello uterino.

Son posibles causas de inducción:

  • Embarazo cronológicamente prolongado (cuando pasas la fecha probable de parto y te vas alejando de las semanas “seguras” para dar a luz).
  • Preeclampsia (tensión arterial alta, proteínas en orina y posible aparición de edemas).
  • Rotura Prematura de Membranas sin iniciarse el trabajo de parto a continuación.
  • Crecimiento intrauterino retardado (el crecimiento del bebé va más lento de lo que debería).
  • Oligoamnios severo (muy poco líquido amniótico).
  • Diabetes mal controlada.

 ¿Cómo se provoca el parto artificialmente?

Los procedimientos que más frecuentemente se usan son:

  • Maniobra de Hamilton. Lee más sobre ella en esta entrada del blog.
  • Rotura de la bolsa amniótica (Amniotomía o rotura artificial de membranas).

  • Administración intravaginal de Prostaglandinas (dinoprostona o misoprostol).
  • Administración intravenosa de Oxitocina en suero por goteo.
  • Algunos hospitales apuestan por la Sonda Foley y la infusión de suero salino extraamniótica como alternativa a las prostaglandinas.

 ¿Qué es el Test de Bishop?

El Test o Índice de Bishop es una puntuación para valorar el grado de madurez o preparación del cuello uterino de cara al parto. Es muy importante ya que nos orienta para elegir el método de inducción y sobre las probabilidades de éxito de la misma.

 ¿Y si mi cuello no está maduro para el parto?

Cuando es necesario acabar el embarazo y tu cuello aún no pone mucho de su parte, se recurre a la maduración artificial del cérvix. Para ello se pueden usar medios mecánicos o medicación que ayude a que el cuello esté más blando, acortado y/o mejor posicionado. Esto aumenta las probabilidades de que la inducción progrese bien y de tener un parto más fácil. Como si fueran los preparativos de la inducción. Los métodos farmacológicos son los más usados actualmente.

Medicaciones más utilizadas

  • Dinoprostona (Prepidil® y Propess®) – Prostaglandina E2.

Muy útiles para maduración cervical previa a la inducción. Se colocan por vía vaginal.

Mi opinión profesional es que Propess® gana por su facilidad de colocación (no es necesario espéculo como con el Prepidil®), y porque en caso de alguna incidencia, se puede retirar inmediatamente (imposible con el Prepidil® al ser un gel).

Hay mujeres que responden muy bien a esta medicación y se ponen de parto directamente sin necesidad de más intervenciones.

  •  Misoprostol (Misofar®)- Prostaglandina E1.

Válido para maduración cervical y para inducción del parto. Colocación por vía vaginal sin necesidad de espéculo.

  • Oxitocina intravenosa.

Fármaco más utilizado para inducción de parto cuando el cuello está maduro de inicio (T. Bishop ≥7), cuando se ha conseguido maduración cervical artificial previa, y en caso de contraindicación del uso de prostaglandinas y métodos mecánicos. Efecto principal: aumenta la frecuencia e intensidad de las contracciones. Por ello, también es frecuente su uso tras la perfusión de analgesia epidural si disminuye la dinámica uterina.

Principales riesgos de la Inducción de Parto

  • Infección materna o fetal

El número de exploraciones e intervenciones por vía vaginal es muy superior a los partos espontáneos, por lo que el riesgo de infección aumenta. Especialmente a partir de las 24h desde la rotura de la bolsa amniótica.

  • Pérdida del bienestar fetal

Está relacionado con una menor oxigenación fetal. Esto puede producirse también en partos espontáneos, pero el riesgo es menor. Es más fácil que se produzca en caso de taquisistolia (contracciones demasiado seguidas) y en hipertonías (contracciones demasiado intensas y/o duraderas).

  • Fracaso de la Inducción

Cuando no se consigue provocar el parto a pesar de dar el tiempo necesario y usar la medicación más apropiada.

  • Rotura uterina

Complicación grave para la madre y para el bebé pero muy infrecuente. La mayoría de casos se dan en mujeres con cicatriz uterina previa.

  • Prolapso de cordón

Complicación poco frecuente pero que puede poner en riesgo la vida del feto. También puede producirse en rotura espontánea de la bolsa amniótica.

En caso de aparecer complicaciones, suele recurrirse a la cesárea urgente para asegurar la vida o bienestar de la madre y del bebé.

Conclusiones

  • La inducción de parto debe de tener una indicación médica clara y firme.
  • Una inducción de parto aumenta tu probabilidad de terminar en Cesárea.
  • La inducción tiene sus riesgos, pero si es necesaria, esperar puede ser más arriesgado.
  • Las inducciones tienen fama de ser partos mas largos y duros. No te dejes influir por comentarios de otros. Puedes necesitar más tiempo si tienes que pasar la fase previa de maduración cervical, pero el resto de mujeres también deben pasarla en su casa (el famoso preparto). Paciencia y no desesperes. Cada parto es único. Siempre los habrá mejores y peores que el tuyo en distintos aspectos.
  • Cuidarse durante el embarazo y llevar una vida activa sin excesos, disminuye tus probabilidades de acabar necesitando una inducción.
  • No tengas miedo al parto. Ni al espontáneo, ni al inducido. Afortunadamente hoy disponemos de muchos medios para proteger la seguridad de madres y bebes.
  • Es necesario humanizar al máximo la asistencia al parto en los hospitales y reducir el intervencionismo innecesario. De todas formas, la inducción de parto sigue siendo necesaria en algunos casos.

 


PARTICIPAR es la manera de que un blog sobreviva y crezca.
Deja tus opiniones y comentarios. Contestaré lo antes posible.
Y No olvides compartir en tus redes sociales para que esta información ayude a otros padres.


 

¿PROPESS, OXITOCINA, MISOPROSTOL? Todo lo que necesitas saber sobre la Inducción de Parto
4.9 (97.14%) 14 votes

Otras entradas interesantes...

Sin comentarios

TU OPINIÓN ENRIQUECE ESTE BLOG...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies