0
0 En Educación & Crianza/ INFORMACIÓN & CONSEJOS

¿Sabes cuántas horas debería dormir tu hij@?

La calidad y horas de sueño de nuestros hijos, es uno de los temas que más nos preocupan como padres. Da igual su edad, todos sabemos lo importante que es el dormir bien para su desarrollo físico, mental y emocional.

Cuando son bebés juerguistas nocturnos, más que preocupados, estamos desesperados porque aprendan a dormir seguido de noche, por su salud y por la nuestra. Pero según van creciendo, nuestra preocupación se suele centrar en si son compatibles los horarios y el estilo de vida que llevamos, con un sueño suficiente y de calidad.

La Asociación Mundial de Medicina del Sueño celebró el 17 de Marzo de este mismo año el Día Mundial del Sueño bajo el lema “Dormir profundamente nutre la vida”. De esta manera intentaron recalcar la importancia de la relación entre cómo dormimos y nuestra salud.

Dormir menos horas de las que debemos influye indiscutiblemente en nuestro bienestar, y los riesgos para la salud se multiplican cuando esto se produce de manera habitual. Niños que no duermen suficiente pueden sufrir: irritabilidad, depresión, ansiedad, menor capacidad de concentración, o mayor riesgo de accidentes y caídas, entre otros muchos problemas. A largo plazo y en casos de falta de sueño crónica, tienen mayor riesgo de padecer: obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y mayor incidencia de infecciones por tener unas defensas más deficitarias.

¿CUÁNTAS HORAS DEBE DORMIR MI HIJ@?

Es complicado concretar cuanto tiempo necesita exactamente cada niño, porque depende de su actividad a lo largo del día más que de su edad u otros factores. Según la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), el tiempo ideal de sueño para una persona es aquel que le permita hacer las actividades diarias con normalidad.

La SEPEAP asegura que aproximadamente, el 30% de los niños y adolescentes padecen alguna alteración relacionada con el sueño a lo largo de su desarrollo, y que las alteraciones del sueño representan el 20,6% de las consultas por alteración del comportamiento en Atención Primaria.

La Academia Americana del Sueño estipuló en base a los estudios científicos realizados, las horas mínimas que debe dormir un niño desde que nace hasta la adolescencia:

Tabla publicada por www.healthychildren.org

 

¿QUÉ HACER SI SE RESISTE A IRSE A DORMIR DE NOCHE?
CONSEJOS DE MADRE MILLENNIAL:

Hay niños que se rebelan pacíficamente a la hora de irse a dormir, y parece imposible conseguir que cierren los ojos y se dejen llevar a una hora razonable. Es la clásica batalla para irse a la cama. Los padres probamos mil ideas que puedan ayudar a que el angelito se rinda, aunque a veces no conseguimos grandes progresos.

Aquí os dejo una serie de consejos en base a mi experiencia con dos peques aficionados al “un ratito más”:

  1. Fijar una hora a la deben estar dormidos y respetarla. Marcar una hora objetivo, ayuda a ajustar las rutinas al tiempo disponible. Además, es una manera de asegurarnos de que cumplimos con las horas recomendadas por los expertos. Es importante que prioricemos el respeto a esta hora fijada, ante cualquier otra actividad pendiente con los niños. Si se acostumbran a acostarse más tarde por resolver lo que no se ha terminado de hacer durante el día (deberes, recoger, preparar cosas para mañana…), cogerán el hábito organizar el tiempo disponible, contando con las horas robadas a la noche que deberían ser de descanso.
  2. Rutinas repetitivas. En nuestra casa: lavado de dientes, cuento y ¡a dormir! Es importante que cada día se repitan las mismas rutinas ya que cuestionarán menos el último paso, el de dormirse. Ojo con el tema de los cuentos, porque si os tocan niños aficionados a esa actividad como los míos, podrías llegar a encadenar infinitos cuentos sin que se cansen. Concreta cuántos, y que la norma sea la misma todos los días. Los niños son duros negociadores y expertos en sacarnos concesiones.
  3. ¡No preguntes! Simplemente es lo que toca… Preguntas como: “¿no tienes sueño?”, “¿nos vamos ya a la cama?” , “¿te quieres acostar?” , “¿no estás ya muy cansadito?”, o mil variantes más son un error muy común en el que muchos caemos de inicio. Aún no he conocido a ningún niño que conteste “SÍ” salvo que esté para el arrastre. Cambia de estrategia porque la hora de irse a dormir no debe ser negociable salvo contadas excepciones. Poco a poco, se van dando cuenta de lo que toca gracias a las rutinas.
  4. Fuera pantallas de la habitación. Tele, ordenador, tablet, móviles, videoconsolas… Cualquiera de ellos es estimulante y usarlo al final del día, aunque sea para sustituir al cuento con los más pequeños o para ver una aplicación educativa, es una mala idea. Será más difícil que se queden dormidos aunque los usen ya metidos en la cama. Hasta el video aparentemente más inofensivo tiene capacidad de excitarlos. Independientemente del contenido de lo que vean, la propia iluminación de las pantallas ya provoca este efecto.
  5. Vida activa pero sin pasarnos. Todos pensamos en lo bien que van a dormir los peques cuando han tenido un día movido y con bastante actividad física. Es cierto que la actividad física y al aire libre ayudan a que se queden dormidos más fácilmente pero demasiadas actividades durante el día, sin tiempos de relajación y descanso, ejercen el efecto contrario. ¡Y que chasco te llevas! Tu frotándote las manos pensando que hoy va a ser la noche 10 y al final, todo lo contrario.
  6. Mejor merienda generosa y cena ligerita. Suelen quedarse dormidos más fácilmente y despiertan menos de noche, cuando no nos hemos pasado con la comida. A cualquiera nos cuesta irnos a la cama y quedarnos dormidos relajadamente cuando nos hemos pegado una cena a lo grande, estilo nochebuena. Es preferible hacer una merienda más completa y que se tomen algo ligero antes de dormir. Los expertos desaconsejan comidas copiosas 2 horas antes de irse a la cama.

Fuentes:


PARTICIPAR es la manera de que un blog sobreviva y crezca.
Deja tus opiniones y comentarios. Contestaré lo antes posible.
Y No olvides compartir en tus redes sociales para que esta información ayude a otros padres.


 

¿Sabes cuántas horas debería dormir tu hij@?
5 (100%) 1 vote

Otras entradas interesantes...

Sin comentarios

TU OPINIÓN ENRIQUECE ESTE BLOG...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies